Noticias

Flickr.com

Consejos para formar un consorcio

27-05-2009


Conozca los aspectos legales, fiscales y operativos para llegar mercados externos.


Nuestra área de Soluciones Pyme viene recibiendo muchas consultas sobre las ventajas y los aspectos técnicos de para integrar consorcios. Por ello pensamos que es oportuno brindarles algunas explicaciones prácticas para que puedan guiarse en su formación y aprovechen su utilización para poder exportar.

Beneficios comerciales
Los  tres principales beneficios que surgen de trabajar en un consorcio son:
-    Fortaleza en la negociación
-    Disminución de costos
-    Simplificación operativa

Aspectos legales: Cómo se forma un consorcio
Un consorcio se forma mediante un contrato entre las partes integrantes, es decir, entre aquellas empresas, productores o emprendedores que quieran integrarlo.  
El consorcio de cooperación (así llamado por nuestra Ley 26.005), no es una persona jurídica, ni tampoco es un sujeto de derecho. Esto quiere decir que las partes integrantes no pierden su individualidad original, siendo el consorcio “una organización común” de sus miembros.  Por ello, aquellas personas que sean designadas como representantes, lo serán de los integrantes, pero no del consorcio en sí, pues éste no es una entidad distinta a sus miembros, como sí sucede en el caso de una sociedad.
Gracias a esta Ley, las partes integrantes pueden limitar su responsabilidad hacia terceros, en la medida que así lo acuerden.
Para tener validez este contrato debe ser inscripto ante la Inspección General de Justicia (o autoridad provincial con dichas funciones).  En caso contrario, estarían actuando como una sociedad de hecho, lo cual es peligroso porque  los socios pasan a ser ilimitada y solidariamente responsables por sus actos ante terceros, entre otras consecuencias.
El contrato debe designar un representante y debe llevar contabilidad y libros de comercio. Debe también definir el sistema de votación y toma de decisiones. También formar un fondo operativo común y establecer las responsabilidades de sus miembros por los actos realizados en nombre del consorcio. También definirá la “participación” de cada participante en la inversión del proyecto. En fin, darle forma total al funcionamiento operativo.

Aspectos fiscales y contables
Como dijimos el consorcio no es sujeto de derecho; sin embargo  es sujeto fiscal. Por lo tanto debe inscribirse en la AFIP. Es sujeto pasivo del IVA. Al tributar IVA, debe realizar las declaraciones juradas mes a mes y tributar por las diferencias entre el débito y crédito fiscal, como cualquier empresa.  Si se compran bienes de capital, usualmente éstos se liquidan antes de  disolver el consorcio.
También puede  inscribirse como empleador y contratar personal, debiendo en este caso cumplir con las obligaciones fiscales al respecto (en caso de evasión son responsables los integrantes).
En cuanto al Impuesto a las Ganancias, el consorcio no es sujeto pasivo, pero sí las empresas que lo integran, por lo tanto si hay retenciones éstas se realizan en la proporción correspondiente a cada miembro.
Obtenido el CUIT, ya puede registrarse en la Aduana como Importador/Exportador. A su vez, debe inscribirse en Ingresos Brutos. Como este impuesto es provincial, cada provincia tiene su régimen particular. Generalmente las provincias no graban las exportaciones.  Pero si el consorcio realiza operaciones destinadas al mercado nacional, deberá afrontar la alícuota correspondiente.
Como el consorcio es una “organización común” de las empresas integrantes, debe llevar sus propios libros de comercio y realizar sus balances particulares.   Por ello cada empresa deberá reflejar en sus estados contables la información del consorcio, en la medida que le corresponda. Al consolidar los estados contables, se hace renglón a renglón. Por ejemplo, habrá un renglón CAJA en el activo de la empresa, y a continuación uno que diga CAJA CONSORCIO donde se vuelque el saldo de caja del balance del consorcio en la proporción que corresponda a la empresa madre.
Lo mismo cuando la empresa realiza un aporte. En su activo deberá computar como participación en el consorcio y luego se refleja en el Estado de Situación Patrimonial, cuando se vuelque el balance del consorcio renglón a renglón.
El consorcio es una figura ágil que permite realizar todo tipo de operaciones siempre y cuando estén establecidas en el contrato constitutivo. Por ejemplo, comprar, alquilar, vender, exportar, contratar servicios, promocionar a los miembros, etc.  

Cómo exportar a través del consorcio:
Si los integrantes deciden venderle al consorcio (productos o servicios) deberían formalizar la venta mediante factura, pagar el IVA y los ingresos brutos. En caso de que la mercadería luego sea exportada por el consorcio, el IVA podría recuperarse y luego liquidarlo entre sus miembros.
Otra opción, la más eficiente según nuestro criterio, es que el Consorcio exporte por cuenta y orden de los integrantes, actuando como Documentante de la exportación.

En este caso  pueden presentarse dos alternativas:
a)    La factura de exportación la confecciona el consorcio; o
b)    La emite cada uno de los integrantes.

Evidentemente lo más sencillo tanto para los integrantes como para el importador, es que se resuma todo en una misma factura, en cabeza del consorcio.
Al no ser una venta interna entre los integrantes y el consorcio, no pagarían ingresos brutos (pues es una exportación), debiendo el consorcio emitirle a cada uno de los integrantes un documento llamado Cuenta de Venta y Líquido Producto, para fiscalizar la operación.
Hemos pretendido ilustrar algunos de los puntos más sobresalientes de esta figura legal. Por supuesto quedan muchos detalles que también pueden ser objeto de explicación.
Aquellos interesados en esta figura también tengan en cuenta que el Estado nacional, principalmente, ofrece alternativas de financiamiento que pueden ser utilizadas por los consorcios, no sólo para cubrir los costos de un coordinador, sino también, por ejemplo, para realizar inversiones en bienes de capital y tecnología, a través de los subsidios no reintegrables y créditos del FONTAR.
Desde El Nuevo Agro podemos asesorarlo y asistirlo en todos estos temas. No dude en consultarnos.


Fuente: Dr. Daniel Bazán Richibut, asesoramiento técnico El Nuevo Agro.


Buenos Aires Market
Alternativas Agrarias
Vivero Orgánico Sonyando
Zafran-Snacks Naturales
Informe Frutihortícola
Anunciar en El Nuevo Agro
Anedum
Cuyo4Sale

Personas y recursos para ayudar a los emprendedores rurales de todo el país a concretar sus proyectos. ...

Alimentación, sobrepeso y diabetes. Una forma de vida, no una dieta. Una nueva capacitación on-line que dictamos junto a las Lic. en Nutric ...

Receta creada por Marisa Bergamasco de cocinayletras.com con azafrán Ruedo.
...